20-jun-2016_conjuntivitis.jpg

Conjuntivitis​ y ojo rojo

La conjuntivitis es la inflamación o infección de la membrana que recubre los párpados (conjuntiva tarsal) y la superficie anterior del globo ocular (conjuntiva bulbar).

La conjuntiva está expuesta a las bacterias y a otros irritantes, y las lágrimas ayudan a protegerla diluyendo las bacterias y manteniéndola limpia. Además, las lágrimas contienen enzimas y anticuerpos que matan las bacterias.

Hay muchas causas para que se presente la conjuntivitis, pero la más común son los virus. Entre otros agentes causales están los agentes bacterianos, clamidiales, micóticos y pocas veces, los agentes parasitarios.

La infección viral de la conjuntiva, es muy contagiosa, en especial entre los niños, y el virus que la produce es similar al que causa el resfriado común. Se recomienda lavarse las manos para prevenir la propagación del virus.

Las bacterias son causas poco comunes de conjuntivitis, sin embargo, muchos médicos suministran gotas antibióticas suaves para todos los casos de ojo rojo para prevenir una conjuntivitis bacteriana. Los recién nacidos pueden ser infectados por la bacteria en el canal de parto, presentando una condición conocida como oftalmia neonatal que se debe tratar de inmediato para preservar la visión del bebé. Asimismo, el uso de lentes de contacto, sobre todo los de uso prolongado, puede provocar conjuntivitis.

Hay otras causas como las alergias (conjuntivitis alérgica), exposición a químicos y ciertas enfermedades sistémicas. La conjuntivitis primaveral es causada por reacciones alérgicas y, de hecho, a menudo existen fuertes antecedentes personales y familiares de alergias. Se presenta con más frecuencia durante la primavera y el verano. La afección se caracteriza por ojos llorosos con comezón. El lado inferior de los párpados puede volverse áspero y cubierto de protuberancias y lagañas. El tejido alrededor de la córnea, donde se encuentran la esclerótica y la córnea (limbo), puede volverse áspero e inflamado. Si esta inflamación y aspereza se extienden sobre la córnea, puede ocasionar cicatrización y disminución de la visión.

Qué síntomas da la conjuntivitis?

* Aumento del lagrimeo
* Dolor de ojos
* Enrojecimiento de los ojos
* Sensación arenosa en los ojos
* Picazón en los ojos
* Visión borrosa
* Sensibilidad a la luz
* Costras que se forman en el párpado durante la noche

Tratamiento.

El tratamiento de la conjuntivitis depende de la causa.

La conjuntivitis alérgica puede responder al tratamiento de las alergias subyacentes o puede desaparecer por sí sola al eliminar el alergeno causante. Este tipo de conjuntivitis también se puede aliviar con la aplicación de compresas frías.

Los medicamentos con antibióticos, como las gotas oculares, pueden ser efectivos en los casos de conjuntivitis bacteriana. La conjuntivitis viral desaparece por sí sola. La molestia que genera la conjuntivitis viral o bacteriana se puede aliviar con la aplicación de compresas tibias (paño empapado en agua tibia) sobre los ojos cerrados o medicamentos antiinflamatorios recetados por un médico especialista.

Los resultados suelen ser buenos con el tratamiento. Puede reaparecer la infección dentro de una casa o en la escuela si no se siguen las medidas preventivas.

Se debe buscar asistencia médica si los síntomas persisten durante más de 3 ó 4 días. NO SE AUTOMEDIQUE!

Se puede prevenir?

Una buena higiene puede ayudar a prevenir el contagio de conjuntivitis:

* Evitar tocarse los ojos con las manos
* Lavarse la manos con frecuencia
* Cambiar las fundas de las almohadas con frecuencia
* Reemplazar los cosméticos para los ojos con regularidad
* No compartir los cosméticos para los ojos
* No compartir las toallas ni los pañuelos
* Uso y cuidados apropiados de las lentes de contacto

Otras causas de ojo rojo.

Si bien es cierto que la conjuntivitis es una de las causas de ojo rojo más frecuentes, no es la única. El ojo rojo puede ser manifestación de algo tan sencillo como una resequedad ocular (síndrome de ojo seco), como de algo tan serio como un glaucoma neovascular que puede llevarlo a la ceguera en poco tiempo. Siempre es importante buscar ayuda especializada si el ojo rojo no mejora con los tratamientos más comunes o está acompañada de otros síntomas como DOLOR, DISMINUCIÓN DE LA VISIÓN o INTOLERANCIA A LA LUZ. 

Pida más información a su médico.

zakisayutglazaurebenka23goda_B73EDAA7.jp
Doctor-applying-eye-drop-to-pink-eye.jpg